Se agrava la bancarrota venezolana y aumenta el atraso en el pago de la deuda externa