Ecuador recibe buenas señales del mercado pese a la incertidumbre política