El canje bonaerense y la negociación con el FMI