Elecciones presidenciales de Estados Unidos: ¿un punto de inflexión para la crisis venezolana?