En medio de la pandemia Ecuador renegocia su deuda en medio de un creciente déficit fiscal y una caída estimada del PBI de casi 7%