En Venezuela se compra más con dólares, euros y criptomonedas que con bolívares