La economía boliviana podría haberse contraído hasta 7,4% el 2020, según informe de Torino Economics