¿Sacrificará China la ideología para ayudar a reconstruir Venezuela?