Torino estima que quedan dos meses de gasolina iraní sin desvíos a otros países